Salud integral para mujeres: recomendaciones para cada etapa de la vida

Las etapas de la vida de una mujer, desde pequeñas hasta la madurez adulta, requieren cuidados en términos de salud, cuidado personal y bienestar. Aquí te compartimos algunas recomendaciones para vivir sanamente considerando todas las etapas de la vida de una mujer:

1. Cuidados en la infancia y adolescencia:

Esta es una etapa de formación de hábitos en la que tanto las chicas, las jóvenes como los adultos que las acompañan, deben observar:  

  • Educación sexual y prevención de enfermedades de transmisión sexual.
  • Importancia de la higiene íntima y personal.
  • Consejos para el manejo del ciclo menstrual y cólicos menstruales.
  • Promoción de una imagen corporal positiva y autoestima saludable.
  • Fomentar una alimentación equilibrada y nutritiva.
  • Fomentar una buena salud emocional y mental, creando un entorno de apoyo y comprensión que cultive una actitud positiva ante la vida.
  • Promover la actividad física y deportes.
  • Atender el cuidado de la piel.

2. Edad reproductiva:

Las decisiones sobre la intimidad, vida sexual y tiempo de crear una familia son sumamente personales. Sin embargo, sugerimos brindar la información suficiente que permite fortalecer una toma de decisión.

  • Se recomienda mantener un peso saludable.
  • Estimular al ejercicio diario.
  • Realizar exámenes de salud regularmente, incluyendo exámenes ginecológicos y mastografías, de acuerdo a las recomendaciones médicas.
  • Educación sexual y salud reproductiva: conocer y utilizar métodos anticonceptivos si no se desea un embarazo. Hablar sobre planificación familiar.
  • Cuidado dental y chequeo oftalmológico.
  • Adoptar una dieta balanceada.

3. Embarazo:

  • Visitar al médico y seguir sus recomendaciones para la nutrición prenatal.
  • Evitar el uso de alcohol, tabaco y drogas.
  • Mantenerse activa físicamente con ejercicios adecuados para embarazadas.
  • Prepararse física y emocionalmente para el parto y la maternidad.
  • Dormir 8 horas rutinariamente para conseguir un sueño reparador.
  • Alimentarse nutritivamente.

4. Cuidados en la mediana edad (40-60 años):

Esta es una etapa de plenitud, hay un camino andado. La mujer puede lucir equilibrada entre responsabilidades y aspiraciones, con experiencia, sabiduría y energía para enfrentar nuevos desafíos. Será conveniente que vigile:

  • Salud cardiovascular: prevención de enfermedades cardíacas, control de la presión arterial y aumento de colesterol.
  • Detección temprana del cáncer, incluyendo mamografías y pruebas de Papanicolaou.
  • Manejo de la menopausia y sus síntomas, como los sofocos y la sequedad vaginal.
  • Cuidado del bienestar emocional y el manejo del estrés. Esta es una etapa de cambios importantes.
  • Seguir una dieta equilibrada.

5. Cuidados en la edad adulta mayor (60+ años):

En esta etapa la mujer suelta ciertas responsabilidades y dedica tiempo a su cuidado personal. Una mujer de 60 años y más es una persona experimentada, con profundidad emocional y sabiduría acumulada, que disfruta de la vida con gratitud y serenidad. Recomendamos vigilar:

  • Nutrición y ejercicio para mantener la salud ósea y muscular.
  • Prevención de caídas y lesiones. Moderar ejercicios de equilibrio y pensar si es necesario crear adaptaciones en el hogar: barandales de seguridad por ejemplo.
  • Atención a enfermedades crónicas como la diabetes, la osteoartritis y la hipertensión.
  • Importancia del apoyo social y emocional en el envejecimiento y la jubilación.

6. Menopausia:

Deja de preocuparte por esta etapa, puedes vivir tranquila y cómodamente si vigilas:

  • Mantener una dieta equilibrada alivia los síntomas de la menopausia, como los sofocos.
  • Hacer ejercicio regularmente para mantener la salud cardiovascular y ósea. Aprende a respirar profundamente.
  • Existen terapias hormonales efectivas, puedes considerar alguna de ellas si los síntomas son graves y el médico lo recomienda.
  • Practicar técnicas de manejo del estrés y busca apoyo emocional si es necesario.
  • Vigila tu salud realizando exámenes regularmente, incluyendo densitometría ósea y chequeos cardíacos.

Cuidados generales a lo largo de todas las etapas:

Una vida sana, a lo largo de todas las etapas, descansa en la vigilancia de hábitos saludables, incluyendo una dieta equilibrada, ejercicio regular y sueño adecuado.

Conocer e identificar tus cuadros emocionales promueve una buena salud mental. La vida moderna demanda un nivel de atención que pueden orillar al estrés, tómate tu tiempo para cada actividad, esto genera tranquilidad y, en caso de ser necesario, acude a las terapias y apoyos profesionales, son muy buenos aliados.

El acompañamiento hace la vida mucho más disfrutable, mantener relaciones sociales y buscar apoyo cuando es necesario, es parte de nuestro equilibrio. Recuerda que estas son recomendaciones generales y que cada mujer es única, por lo que siempre es aconsejable consultar con un profesional de la salud para obtener recomendaciones específicas basadas en tus necesidades individuales y circunstancias.

En Therapy podemos apoyarte en el mantenimiento de tu salud y la generación de bienestar en cada fase.

× WhatsApp Directo