La medicina deportiva ha evolucionado vertiginosamente porque cada vez hay más aficionados a alguna práctica que incremente su condición física. Realmente todos deseamos optimizar nuestro perfil corporal o prevenir una enfermedad. Y la práctica deportiva se perfila como la mejor manera de aportar a nuestro organismo la energía y condición necesaria para sentirnos bien con nosotros mismos.

Una hermosa inspiración: los juegos de la XXXII Olimpiada

Este año tenemos las muy esperadas Olimpiadas Tokyo 2020 que conservan la fecha, aún cuando se inauguran con los cuidados que amerita esta época pandémica, el 23 de julio de 2021.

Estamos seguros de que muchos nos sentiremos en el ánimo de hacer un esfuerzo adicional y mantener una condición física ideal. Hablaremos aquí sobre cómo evitar una lesión que impida seguir nuestra vida cotidiana o nuestro entrenamiento y cómo la medicina del deporte puede ayudarnos en el caso de tener una eventualidad.

A cualquier nivel de ejercicio la demanda sobre nuestro organismo puede ser a veces excesiva y causar algún tipo de lesión, en competiciones o en el deporte que se practica en forma recreativa.

Una lesión deportiva

Una lesión se deriva de cualquier actividad física que causa un impedimento para poder continuar con nuestro entrenamiento. En el deporte las lesiones recurrentes son en miembros inferiores: rodillas y tobillos. A menos que la naturaleza del deporte exija una movilidad extensiva. En ese caso los miembros superiores son los más afectados: codos y hombros.

Para evitar una lesión se recomienda

  • Realizar un buen calentamiento antes de entrar al ejercicio en sí
  • Aumentar la intensidad del ejercicio en una forma progresiva gradual
  • Adecuar la práctica deportiva a la condición individual de cada persona
  • y realizar estiramientos al finalizar la jornada deportiva

La medicina del deporte se vincula con la rehabilitación deportiva

Su objeto es activar nuevamente al organismo en la mejor condición posible y el menor tiempo. Este es un factor invaluable para el deportista que debe mantener un promedio diario para sostener su propia condición. Cualquier incidente afecta su posición competitiva. Las lesiones pueden causar desgarros musculares, inflamaciones, daños neuromusculares, fracturas o alteraciones en las articulaciones, entre otras consecuencias.

En Therapy contamos con el equipo y la tecnología que el deportista de alto rendimiento espera para su pronta recuperación: AlterG, Neurac. Láser de alta intensidad, SIS (Sistema Súper Inductivo), tanques terapéuticos, entre otros.

Jesús Olmo Navas enfatiza que la recuperación de una lesión, en el caso de un deportista, no debe perder de vista los elementos de:

  • Sistemas de energía muscular
  • Sistema cardiorespiratorio
  • Sistema neuromuscular
  • Flexibilidad
  • Composición corporal

Ya que, si la recuperación de un deportista se prolonga, estos sistemas se verán afectados y puede afectar su nivel de competitividad.

El deportista debe recuperar su estado anímico, la fuerza, la confianza en que va a lograrlo nuevamente, toda su potencia y capacidad en un tiempo record.

Therapy es parte de su equipo de entrenamiento para lograrlo.

× WhatsApp Directo