Therapy Centro de Rehabilitación Especializada

El cerebro tiene una gran capacidad de aprendizaje en todas las etapas de nuestra vida, sin embargo, en la infancia temprana, la información que recibe es sustancial para comenzar a diseñar los patrones de su razonamiento y comprensión, determinantes en el involucramiento del niño con el aprendizaje.

La estimulación temprana es el conjunto de acciones que generan un desarrollo máximo en todas las áreas en los niños

  • Abre campos de su percepción
  • Facilita las herramientas de la socialización
  • Desarrolla habilidades motoras, sociales y cognitivas que lo acompañaran toda su vida
  • Fortalece su cuerpo mejorando el control de músculos
  • Mejora el movimiento y la coordinación
  • Trabaja en la motricidad fina y gruesa
  • Beneficia aspectos del lenguaje tanto para la expresión como para la comprensión ofreciendo un mejor marco cognitivo para el desempeño intelectual
  • Le brinda herramientas socio-afectivas de independencia para la realización de sus actividades y adaptación al medio de acuerdo a su edad
  • Siembra una importante carga emotiva que te enlaza con tu bebé en la participación de su desarrollo, generando confianza y estabilidad emocional

La Organización Mundial de la Salud (OMS) reporta que hasta el 60% de niños menores de 6 años, no tienen el estímulo suficiente, lo que puede generar un retraso en las áreas previamente mencionadas.

Si deseas que tu bebé fortalezca su desarrollo apóyalo con estimulación.

Quiénes son candidatos a la estimulación temprana:

  1. Todos los niños con el objetivo que tengan un mejor desarrollo
  2. Niños que tuvieron algún factor de riesgo adverso ya sea durante el embarazo, el nacimiento o posterior a él
  3. Niños que nacieron en pretérmino es importante hacer corrección de la edad para poder ajustar las actividades que se realizarán
  4. Niños con algún daño neurológico ya establecido

Te recomendamos:

  1. Realizar ejercicio diario con disciplina
  2. Dejar pasar de 30 minutos a una hora después de las comidas para la realización de ejercicios
  3. Involucrar a las personas encargadas del bebé para que el estímulo no se interrumpa
  4. Comprender la variedad de ejercicios que puedes hacer para no forzarlo a realizar las actividades, de acuerdo a su humor y entusiasmo puedes comenzar con unos u otros
  5. Atiende que sus necesidades estén satisfechas antes de hacer su terapia de estimulación temprana, que no tenga sueño, ni hambre y que esté aseado, para su propia comodidad y mejor provecho de la estimulación

Los niños son una fuente de energía que parece inagotable. Crea los espacios para que tu bebé pueda gatear y jugar en su primera infancia y brincar, correr y saltar un poco más adelante, ya que estas actividades físicas, estimulan su motricidad gruesa; acompáñalos para que utilicen el triciclo, la bicicleta o los juegos de pelota. Y para la motricidad fina, se recomienda realizar actividades con movimientos de precisión con las manos, son ejercicios que en la terapia te serán mostrados para extender los juegos en casa.

Como hemos mencionado, debemos realizar ejercicios que incluyan el movimiento de brazos y piernas para conseguir fortalecer sus extremidades, mejorar el control de músculos y estimular la coordinación con ejercicios alternados.

Las rutinas de ejercicios físicos ayudan a mejorar el tono muscular para mantener mejores posturas.

En Therapy, las actividades de la estimulación temprana se llevan a cabo de una forma lúdica para que el bebé pueda disfrutarlo. De acuerdo a cada bebé, es necesario personalizar la atención de lo que requiere y diseñar un programa individual.

El espacio adecuado de terapia para la estimulación temprana debe contar con:

  • Seguridad
  • Que permita libertad de movimiento sin peligro alguno
  • Visualmente colorido
  • Con buena iluminación
  • Con una agradable temperatura ambiental
  • Equipado con espejos y texturas diversas, objetos y materiales diseñados para el estímulo multisensorial

Acércate a Therapy, hemos creado ese espacio para tu bebé.