La enfermedad de Parkinson es una enfermedad progresiva, que afecta al sistema nervioso o las neuronas en una región del cerebro y genera trastornos en el movimiento.

Las neuronas producen una sustancia química llamada dopamina y al verse afectadas o reducidas, se manifiestan problemas de coordinación y movimiento controlado.

Se trata de un padecimiento que, principalmente, afecta a personas mayores de 60 años, aunque puede manifestarse, en menor porcentaje, en una población más joven.

Los síntomas pueden presentarse con:

  1. Temblores, principalmente de manos.
  2. Movimientos lentos al caminar o al realizar actividades.
  3. Problemas con el equilibrio.
  4. Rigidez muscular.
  5. Problemas con el lenguaje y la deglución.
  6. Disminución en la expresión facial.
  7. Puede presentar disfunción sexual.
  8. Alteraciones en los patrones del sueño.

Debes consultar a tu médico en el caso de presentar algunos síntomas y, si es confirmado el caso, iniciar con un tratamiento controlado.

Desde el punto de vista de la rehabilitación, es necesario realizar una valoración para poder determinar el mejor tratamiento encaminado a:

  • Mejorar tu movilidad
  • Estimular el equilibrio, con el fin de prevenir caídas
  • Trabajar la marcha
  • Atender los problemas de deglución y el lenguaje

El programa de rehabilitación incluye una valoración por médico rehabilitador y el conjunto de las diferentes áreas de terapia:

  1. Terapia física para poder mejorar, como hemos comentado: la movilidad, reeducar la marcha y rehabilitar el trastorno de equilibrio. Se pueden utilizar guías visuales o auditivas para realizar una retroalimentación y ayudar a memorizar una secuencia de movimientos.

Es importante llevar a cabo, a la par, un programa de fortalecimiento y puedes utilizar diferentes materiales como pesas, ligas o bicicleta, entre otros.

  • Terapia de lenguaje y deglución, Deben atenderse las disfunciones de lenguaje y se realiza una valoración para tratar de cumplir los objetivos de una nutrición adecuada y segura, sin tener riesgos durante la misma, con modificación en la textura o cantidad de los alimentos.
  • La terapia ocupacional tiene como objetivo que el paciente realice sus actividades de autocuidado en la forma más autosuficiente posible, o realizar las adaptaciones para que pueda realizarlas. La instrucción al cuidador es importante, se usan órdenes y secuencias para que sea más fácil realizar las rutinas.

En Therapy contamos con el personal especializado para apoyar a los pacientes con enfermedad de Parkinson. Nos dará mucho gusto acompañar tu progreso con nuestras terapias.

¡Llámanos, escríbenos o síguenos!

¡Agenda una cita ahora mismo!

× WhatsApp Directo