¡Vamos! ¡Arriba!

Hacer ejercicio sabemos, es muy conveniente para tu salud integral.

Si no eres un atleta por preferencia, te sugerimos considerar hacer entrenamiento cardiovascular. Puedes comenzar con algo sencillo de bajo impacto: camina lo más que puedas.

Tal vez sientas inclinación por la natación, el basquetbol, tai chi, spinning, las opciones son múltiples. Tú elige. Lo importante es mover tu cuerpo diariamente.  No tienes que ser un gran deportista de la noche a la mañana. El ejercicio que elijas tiene niveles de intensidad. Puedes crear un plan progresivo que te permita cada día exigirte un poquito más. Despacio llegarás a la meta.

El ejercicio tiene enormes beneficios:

  • Con el ejercicio reduces el riesgo de algunas enfermedades digestivas, cardiacas y también regulas tu sistema inmunológico
  • El ejercicio es la mejor manera de controlar el peso. ¡Súbete a la báscula con confianza!
  • Un entrenamiento agradable y suave como caminar 50 minutos diarios, reduce el estrés
  • El ejercicio regula la presión arterial. Tu corazón agradece que hagas ejercicio porque mejoras globalmente tu salud cardiovascular y ayudas a controlar el colesterol
  • El ejercicio, además, te permite regular mejor la diabetes. En caso de que estés cerca de tener elevación de azúcar, es indispensable que hagas una rutina
  • Tu aparato digestivo funciona como reloj cuando haces ejercicio, tu ritmo intestinal se verá activado positivamente
  • Cuando dedicas un tiempo diario al cuidado de tu físico, activas también emociones positivas que dan campo al optimismo. Y estimulas un sentido del humor alegre, en forma natural

Por qué se encuentran tantas bondades en el ejercicio

Además de la salud física evidente, el ejercicio libera una hormona llamada endorfina, misma que produce un efecto de felicidad. Se asocia inclusive con la sensación del enamoramiento. Al mismo tiempo, cuando dedicas un momento para ti, ayudas a sostener un estado de ánimo más creativo, positivo y entusiasta. Lo que aumenta tu autoestima.

Ejercitarte es la receta para reducir la sensación de ansiedad y depresión y encontrar la vía a la armonía y tranquilidad.

Las respiraciones profundas centran tus pensamientos estimulando la memoria y el buen humor.

Date tiempo para ti y descubrirás que te vuelves mucho más productivo y positivo.

¡Llámanos, escríbenos o síguenos!

¡Agenda una cita ahora mismo!

× WhatsApp Directo